Condenan a dueño de laboratorio clandestino en barrio Atahualpa

La Brigada Departamental investigaba a un hombre de 29 años por su vinculación a la producción ilegal y venta de marihuana. Las primeras actuaciones comenzaron en diciembre de 2020. (Ver nota relacionada).

Las tareas de inteligencia y vigilancias llevadas a cabo en esta instancia permitieron identificar el laboratorio que se ubicó en la calle Arapey casi Millán en el barrio Atahualpa, calle que le dio nombre a la operación (“Operación Arapey”).

Allí se encontraron elementos 220 plantas de cannabis hembras en estado de floración y elementos para el cultivo de plantas de marihuana, además de lámparas para calor, iluminación artificial, ventiladores y aires acondicionados, termómetros y otros tipos de medidores.

La vivienda tenía en el segundo piso un espacio que era utilizado para el secado de la producción una vez cosechada, así como también depósitos de vidrio para su traslado de donde se incautaron cogollos.

Según indicaron fuentes policiales, en el lugar se encontraron cámaras de seguridad internas, lo que confirma que el lugar estaba preparado para la actividad ilícita.

Puesto a disposición de la Justicia se condenó a Miguel Pastor Brizola a dos años de penitenciaria como autor penalmente responsable de un delito de producción de sustancias estupefacientes prohibidas.

Fuente: Of. Prensa y RR.PP. Jefatura de Montevideo.


Montevideo, 25 de marzo de 2021