Un año de apoyo a la reinserción social

Se cumplió un año de la puesta en funcionamiento de La Posada de Camino Dr. Óscar Ravecca, de la Dirección Nacional de Apoyo al Liberado, que sirve de hogar a 66 personas - 60 hombres y 6 mujeres - los primeros 90 días, tras ser liberadas del sistema penitenciario.

Ver informe audiovisual

La experiencia, única en América, se encuentra ubicada en las calles Miguelete y Cabildo, y sirve de alojamiento a quienes abandonan la privación de libertad y tienen la calle como única alternativa. Allí reciben un tratamiento intensivo de múltiples intervenciones que le ayuden a reinsertarse social y laboralmente.

La mayoría de los usuarios vienen derivados del dispositivo de pre-egreso que la DINALI lleva delante en todas las unidades penitenciarais de la zona metropolitana; otros acercándose a la institución una vez que salen liberados de una unidad penitenciaria.

A la persona que ingresa a la Posada se le hace una entrevista donde un equipo técnico evalúa si es usuario para la posada. Luego se le hace el ingreso y se le asignan dos técnicos referentes, los que hacen un diagnóstico de la situación de la persona, se construyen objetivos - en conjunto con el usuario - y se inicia un proceso con la persona en coordinación con distintas insituciones.

A nivel de primaria, a través de un convenio con el MIDES, se imparten cursos de fortalecimiento y nivelación educativa. En caso de secundaria pueden acceder a los distintos planes, como tutorías o concurrir a los Liceos de la zona. Además pueden participar de los talleres que dicta el Ministerio de Educación y Cultura.

El gran desafío es la reinserción laboral. Para eso la DINALI firmó una serie de convenios con INEFOP donde las personas pueden acceder a distintas capacitaciones para mejorar su formación y acceder a mejores empleos. A su vez, cuentan con pasantías laborales en distintas instituciones púbicas y privadas, y participan en la construcción del Polo del Liberado

Por otra parte se inauguró un lavadero de autos, primer emprendimiento que funciona en la Posada de Camino, en el cual trabajan 3 personas.

Se trabaja además en el acceso a los bienes culturales, ya sea peñas folclóricas que se realizan en la propia Posada, como salidas culturales a ver obras de teatro, gracias al convenio con el Teatro Solís.

También cuentan con cobertura en salud de ASSE en los centros de salud, un consultorio odontológico instalado en la propia Posada, y talleres de la Junta Nacional de Drogas.

En este año de funcionamiento, alrededor de 120 personas han pasado por esta experiencia. 

Montevideo 4 de junio de 2019 
Oficina de Prensa y RR.PP.
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.